8 de diciembre, Día Nacional de la Esclerosis Múltiple (EM)

esclerosis-multiple

8 de diciembre, Día Nacional de la Esclerosis Múltiple (EM)

El viernes 18 de diciembre se conmemora el Día Nacional de la Esclerosis Múltiple. Se trata de una enfermedad crónica y autoinmune que afecta a 47.000 personas en España y 700.000 en Europa. Su origen es desconocido aunque algunas investigaciones apuntan a que está causada por un virus o antígeno que desencadena una anomalía inmunológica.  Afecta a la mielina o materia blanca del cerebro y de la médula espinal, provocando la aparición de placas escleróticas que impiden el funcionamiento normal de esas fibras nerviosas, produciendo problemas de coordinación y equilibrio, debilidad muscular, alteraciones de la vista o dificultades para pensar y memorizar.

Aurora Vázquez, coordinadora de la Unidad de Enfermería de Centro Médico El Carmen, recalca que la EM perjudica a la movilidad y capacidad cognitiva. “La EM afecta a actividades cotidianas como manejar el dinero o ir a la compra”, comenta esta profesional.

A quién afecta

El 70 por ciento de los casos se manifiestan entre los 20 y los 40 años, de hecho es una de las enfermedades neurológicas más comunes entre los 20 y 30 años de edad. Es la segunda causa de discapacidad más frecuente entre los jóvenes españoles, según la Sociedad Española de Neurología (SEN).

La EM tiene más incidencia en mujeres que en hombres, por razones que aún se desconocen.

Tratamiento

Aurora Vázquez, desde su experiencia en Centro Médico El Carmen, comenta que la terapia para tratar la enfermedad se lleva a cabo por parte de “equipos interdisciplinares integrados por neurólogos, psicólogos, logopedas, fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y enfermeras. Los fármacos complementan la rehabilitación habitual para retrasar la evolución o paliar efectos de la enfermedad. Se realizan actividades como logopedia o rehabilitación en las cuales lo que se busca es conseguir el máximo nivel de funcionalidad del enfermo e integrarlo dentro de la sociedad en fases ya avanzadas en las que la enfermedad se lo dificulte. Se busca mantener, en lo posible, la funcionalidad completa de movimientos en todas las articulaciones y tejidos blandos del afectado; así como reducir espasticidades, malas posturas, etc”.

Las asociaciones de afectados por la EM piden la unificación de criterios a nivel nacional para la valoración de la discapacidad y apoyo a la investigación.

No hay Comentarios

Publicar un Comentario