Los niños y su desarrollo

Los niños y su desarrollo

El pasado 21 de marzo dedicamos nuestra Escuela de Salud a los niños en sus primeras etapas de crecimiento. Su desarrollo psicomotriz, su alimentación y sus emociones centraron la jornada, de la mano de nuestros pediatras y especialistas en educación emocional.

El doctor Augusto Viso, neuropediatra del hospital Centro Médico El Carmen, nos habló sobre las etapas en las que un niño comienza a andar, hablar o sentarse y cuándo deberíamos de preocuparnos en caso no realizar esta actividades. El pediatra relató que los niños en cada una de sus fases de crecimiento suelen alcanzar determinados “hitos” como decir sus primeras palabras, voltearse, agarrar objetos, señalar, atender cuando se les llama, reconocer a sus padres, sonreír e incluso reírse. Si los niños no realizan algunas de las acciones correspondientes a cada periodo de maduración, no quiere decir que sufran de ninguna patología grave, ya que además cada niño es diferente, pero es importante observar su evolución. De ahí la importancia de las revisiones pediátricas, la comunicación entre los padres y el pediatra y, en caso de dificultades, la derivación del niño a atención temprana.

Por su parte, la doctora Estrella Pérez, pediatra del hospital Centro Médico El Carmen, recordó la importancia de la lactancia materna y cómo combinar ésta con la introducción de los primeros alimentos, explicando la tipología de alimentos adecuados para cada edad. Además, mostró opciones de alimentación saludable para cada una de las etapas. Frutas y verduras deben prevalecer en el menú de nuestros hijos, combinando con el resto de alimentos de forma equilibrada.

Finalmente, Mauro Santos, directos del centro Nenoos y habitual colaborador de la Escuela de salud, abordó la educación emocional. De una forma amena, mostró cómo evoluciona el cerebro del niño y cómo dirigirnos a los más pequeños en función de su edad de maduración cerebral. Recalcó la importancia de enseñarles a expresar sus pensamientos y emociones, prestarles atención cuando nos hablan y ayudarles a empatizar para que entiendan a los demás y, de paso, a sí mismos.  Todo, a través de un lenguaje positivo y motivante.

 

 

Publicar un Comentario