Nuevo TAC que disminuye el número de radiaciones

somatom-siemens_elcarmen-940x400

Nuevo TAC que disminuye el número de radiaciones

El radiodiagnóstico es fundamental en el diagnóstico de enfermedades. En la actualidad se plantea como reto la disminución progresiva del número de dosis de radiación que un paciente recibe en cada sesión de TAC y a lo largo de su vida en general. Buscando siempre la mejora para nuestros pacientes, en Centro Médico El Carmen incorporamos un nuevo TAC de baja radiación que permite mayor seguridad, precisión y disminución de las dosis radiológicas. Así cumplimos el criterio de EURATOM, organismo europeo encargado de esta materia y que ha puesto en marcha una nueva directiva para reducir y controlar este tipo de radiaciones, de tal forma que a corto plazo cualquier paciente tendrá su registro de la dosis de radiación tanto de la última exploración como de la acumulada. Este registro será la tarjeta radiológica que tendrán todos los pacientes.

El Somatom Scope de Siemens, que así se llama nuestro TAC, incorpora tecnologías de reducción de dosis tanto en el diseño del propio equipo como reconstrucciones iterativas posteriores que permiten disminuciones de hasta un 40% de dosis de radiación en comparación con equipos equivalentes.

Esta tecnología permite una mejora en pacientes especialmente críticos a la dosis: niños (cuyos órganos son más sensibles y están expuestos a más radiación a lo largo de su vida), estudios repetitivos tipo oncología u órganos sensibles a la radiación como mama.

Este TAC de baja radiación también es especialmente beneficioso para pacientes que necesitan controles regulares. Tal es el caso de la colonoscopia virtual, recomendada en pacientes con histórico o prevalencia familiar,  permitiendo poder hacer un control periódico de esa enfermedad con un simple TAC de baja dosis.

Marisol López, médico especializada en radiodiagnóstico de Centro Médico El Carmen, añade que “las técnicas de imagen que usan radiación ionizante, utilizadas correctamente, son necesarias para el diagnóstico de muchas enfermedades. Siempre deben ser realizadas teniendo en cuenta la protección del paciente, con valoración del riesgo-beneficio, sobre todo en la población más sensible como los niños, por lo que debe justificarse su indicación.

Una vez indicada una prueba con radiación ionizante, se deben usar protocolos con dosis tan baja como sea posible, pero que presente una calidad suficiente para el diagnóstico. Nuestro nuevo TAC  cumple con este objetivo”.

Este tipo de equipos además tienen un gran impacto en la huella ecológica reduciendo el consumo eléctrico, aire acondicionado y reciclado 100% en su ciclo final.

Publicar un Comentario